Tos y dolor de garganta, como cuidar a los niños

Tus niños, tos y dolor de garganta

La tos y dolor de garganta

La tos y dolor de garganta  son generalmente las razones por las cuales los padres, sobre todo primerizos llevan a sus hijos a consultas con el pediatra. Esencialmente estos son los síntomas de gripe y resfriado o constipado. Pero cuando los pequeños de la casa son los afectados se debe ser más cuidadoso para no agravar su situación.

En el mejor de los casos, la gripe será el diagnóstico dado por el médico. Pero en ocasiones las razones son otras, como la faringitis o laringitis. Causantes del dolor de garganta, tos seca o malestar general.

Los síntomas se pueden confundir:

La gripe: se presenta con síntomas como fiebre, dolor de garganta, mucosidad y tos
La faringitis y laringitis: las cuales comienzan como gripe común, evolucionan a un agudo dolor de garganta, inflamación de los ganglios, amígdalas o laringe, así como problemas respiratorios solo tratados con antibióticos recetados médicamente.

Los niños entre 2 y 6 años son más propensos a sufrir de estas sintomatologías, así como otras enfermedades de tipo bacteriana que pueden bajar las defensas de los infantes.
La tos y dolor de garganta se produce por diferentes causas:
Los cambios de temperaturas, cuando el clima es muy frío y se acercan la período de invierno o temporada de lluvia

Exposición a bacterias por contagio

Provocadas por un virus previo

Poco consumo de vitaminas, pueden contribuir a que los niños contraigan enfermedades con más frecuencia

¿Cómo te das cuenta de que tu hijo tiene dolor de garganta o tos?

  • Ronquera y sequedad de la garganta.
  • Respira con dificultad
  • Falta de apetito
  • Mal humor por malestar general
  • En algunos casos fiebre

Muchas veces los padres evitan que sus hijos estén expuestos a las bacterias del exterior, lo cual es un error. Pediatras recomiendan dejar a los chicos experimentar todo los microorganismos del entorno. Compartir con otros niños, jugar en exteriores, correr, andar descalzos, entre otras cosas que los ayudarán a crear anticuerpos que combatan los virus. Nada en exceso es bueno, pero dejarlos probar ciertas experiencias sin peligro, crea en ellos independencia y en general son más saludables y confiados.

¿Es importante la asistencia médica?

Sí, siempre es importante la opinión de los profesionales. Sobre todo cuando existe la presencia de flema, dificultad respiratoria o fiebre, la atención especializada es fundamental, la medicación a tiempo puede hacer la diferencia. Los padres deben tener en cuenta que el uso de medicamento es delicado. Los jarabes y antibióticos deben suministrarse en dosis específicas. La recomendación es no auto medicar.

Todos los niños tienen como regla general tocar todo aquello donde ponen la mirada. Por esto que el mayor conductor de bacterias sean sus manos, los padres deben tener por tradición lavar las manos de sus hijos con frecuencia. Usar agua y jabón, toallas húmedas o antibacteriales para mantenerlas a raya, también educando a los pequeños sobre la cultura del aseo personal desde edad temprana.

Por otro lado está determinado que medicina naturista causa un impacto positivo en los pacientes. La toma de infusiones con manzanilla, jengibre y menta, gárgaras de vinagre, agua tibia y sal o limón y miel, pueden ayudar a aliviar los malestares. Los productos naturales que no poseen químicos son bactericidas en potencia.

¿Si tu niño presenta molestias de garganta o tos, que puede comer?

Alimentos ligeros, líquidos, sopas, cremas de verduras, verduras crudas, pimientos, zanahorias, brócoli entre otros, también frutas y jugos con alto contenido de vitamina C, como las naranjas, limones, mandarinas y toronjas.

Los colores son importantes en las dietas de los niños y a la hora de preparar sus alimentos se debe procurar que sean bajos en sal, evitar los condimentos como el comino, curry o pimientas, menos carnes rojas y más pescado, el cual aportará su contenido en Omega3.

El escudo de los alimentos…
La forma más efectiva de prevenir enfermedades de cualquier tipo es a través del consumo correcto de vitaminas y minerales aportados por alimentos, y existe una lista extensa de ellos que se pueden incluir en la dieta de los niños de manera sencilla y sin muchas protestas.

Las cebollas y ajos para adobar las carnes (preferiblemente blancas), son descongestionantes y combaten las alergias, por su alto contenido de quercetina y cisteína.
Los cítricos para reforzar las defensas del cuerpo.
Frutas y vegetales como las ciruelas, higos, calabacín y lechuga que poseen acción emulcente.

Alimentos de acción antibiótica como los rábanos, coles y remolachas.
Alimentos de efecto regenerativo de las mucosas, altos en betacaroteno como las zanahorias, albaricoque, duraznos, melones, espinacas o calabazas.

Posibilidades y probabilidades…

Existe un 60% de probabilidades de que niños en edades comprendidas entre 2 y 4 años que no lleven una dieta adecuada y consuman pocas vitaminas puedan enfermar de faringitis y un 45% sufra de laringitis por la misma razón.

El 99% de los infantes tendrá dolor de garganta o tos en algún momento de su infancia y un 58% de las enfermedades adquiridas en su vida serán por contagio.

Más vale prevenir…

La gripe y tos son síntomas que se presentan en los niños generalmente en épocas lluviosas e invierno, la humedad traerá consigo un cúmulo de bacterias florecientes que pueden afectar a los pequeños. Los padres deben proteger a sus hijos reforzando sus defensas con complejos vitamínicos, pero externamente la indumentaria es fundamental. Mantener a los niños abrigados. Chaquetas, bufandas o medias para el clima templado. Impermeables y paraguas para climas lluviosos y zapatos cálidos.

El buen cuidado de los niños influirá en su crecimiento y desarrollo y el clima no es el único culpable de los padecimientos de la garganta y pulmones. Como última recomendación mantener los espacios libres de polvo, evitar el uso de químicos de olores fuertes y humo. Contribuir con el buen ejemplo para formar mejores seres humanos. No fumar delante o cerca de los niños que es una causa frecuente de enfermedades como la bronquitis y tos.

Las bacterias son seres vivos presentes en el ecosistema, pero existen formas sanas, seguras y fáciles de combatirlas como tomar un desayuno nutritivo y abrigarse cuando haga frío.

2 comentarios en «Tos y dolor de garganta, como cuidar a los niños»

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies