Termometro de infrarrojos para tomar la temperatura

    Termometro de infrarrojos para tomar la temperatura.

    Un termometro de infrarrojos , es un medidor de temperatura de una de superficie de un objeto a partir de la emisión de luz que produce,mide la radiación térmica y no la temperatura en sí. Como se puede medir la cantidad de energía emitida por un objeto, se puede determinar su temperatura. A veces se le suele llamar también termómetro láser, pero esta denominación es incorrecta, ya que aunque a veces incorporen una luz láser para ayudar a hacer la medida, la medición no la realiza el láser, si no que tan solo ayuda para apuntar mejor.

    Muchos padres se plantean que este tipo de termometro de infrarrojos son peligrosos, ni mucho menos, son totalmente seguros para tomar la temperatura, tanto los de frente como los de oído, el de frente se sitúa a una distancia de la frente y nos dice la temperatura y el de oído se trata de una cánula bastante gruesa que se acerca al oído del niño y nos indica la temperatura, pero no hace ningún tipo de lesión en el oído, no puede entrar. Los de oído suelen ser los termómetros pediátricos usados en las consultas médicas, centros de salud y hospitales, cuando he tenido la necesidad de acudir, estos termometro de infrarrojos son los que utilizan, los enfermeros entran en la habitación con el termómetro y toman la temperatura en el oído con este tipo de termómetros.

    Si entramos en el tema de si un termometro de infrarrojos nos da la temperatura exacta, pues ahí ya no se que decir, yo he probado de oído y de frente , aún no he encontrado el definitivo, el de frente más o menos me da una temperatura que se acerca al que da el termómetro de axila, depende del lado de la frente donde se tome (creo que en las instrucciones viene que se haga en el frontal derecho) da una temperatura que varía un poco, pero no mucho. El de oído a mi no me funcionó nada, pero claro esta es mi experiencia, supongo que los termometro de infrarrojos que tengan en hospitales funcionarán genial, pero no se el precio, los que yo tengo me costaron en un umbral entre 20 y 45€, demasiado dinero para dudar de la fiabilidad, pero si sopesamos frente al termometro de axila (la lentitud de estos y la variación dependiendo del movimiento del niño) hacen que los prefiera por la rapidez.

    En fin , el mundo del termometro de nuevo, una odisea para los padres.

     

     

     

    1 Comment

    Leave a Reply

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Uso de cookies

    Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

    ACEPTAR
    Aviso de cookies